Biodiversidad marina en Venezuela: Estado actual y perspectivas.

Venezuela se encuentra entre los primeros 10 países con la mayor biodiversidad en el mundo, tanto en el ambiente terrestre como en el marino. Dada su posición biogeográfica, la flora y fauna marina venezolana está compuesta por especies de biorregiones muy distintas como lo son el Caribe y el Delta del Orinoco. En el Caribe, los ecosistemas han recibido una atención considerable, sin embargo, debido al tremendo impacto de actividades humanas tales como el turismo, sobreexplotación de recursos marinos, alteración física, la industria petrolera y contaminación, entre otras, estos ambientes se encuentran bajo un gran riesgo y su biodiversidad está altamente amenazada. Los ecosistemas más representativos de esta región incluyen las playas arenosas, litorales rocosos, praderas de fanerógamas marinas, arrecifes coralinos, comunidades de fondos blandos y bosques de manglar. El Delta del Orinoco está constituido por un grupo muy complejo de ecosistemas marinos, estuarinos y dulceacuícolas, los hábitats son muy diversos pero hay muy poca información disponible acerca de este sistema. En este trabajo resumimos lo conocido, lo cual es toda la información disponible en Venezuela acerca de la investigación científica en biodiversidad, los diferentes ecosistemas y el grado de conocimiento que ha sido generado a través de diversos tipos de publicaciones, las colecciones biológicas, la importancia y el alcance de las áreas protegidas como reservas de biodiversidad y el marco legal institucional dirigido hacia su protección y uso sustentable. Igualmente, para lo desconocido, proponemos como prioridad de investigación la estimación de área, el listado completo de las especies y el estado de salud de los principales ecosistemas a una escala a nivel nacional. Esta nueva información debe ser integrada y resumida en bases de datos de sistemas de información geográfica, accesible a la comunidad científica así como a las agencias encargadas de los planes de manejo. A largo plazo, un inventario genético debería incluirse como una necesidad para establecer un mejor conocimiento de los recursos biológicos. Proponemos posibles proyectos a futuro en una escala local (Venezuela), regional (Caribe Sur: Colombia, Venezuela y las Antillas) y global (América del Sur).

Fuente: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-65382003000200012&script=sci_abstract

Sobre el autor

Deja un comentario

*

17 + 14 =